Feed on
Artículos
Comentarios

comunicación, hablar, mente, persona, primitivo, relato, cultura

Como ya se indicó en la primera parte, las Instituciones no son un peligro en si mismas, de hecho pueden ser muy beneficiosas. Lo que es erroneo es la relación que hemos establecido con ellas e indirectamente con los otros seres humanos. Nos hemos acomodado y dejado llevar y ahora tenemos que empezar a arreglar la situación.

Para entender cómo y por qué algunas Instituciones se han vuelto peligrosas para las personas, y por qué las personas nos hemos dejado arrastrar a esta situación, es necesario ir a los orígenes de las Instituciones y las sociedades. Entendiendo un poco los años de evolución conjunta que tenemos, entenderemos mejor como se ha conformado nuestra forma de ser.

En esta segunda parte arrancaremos en el más remoto pasado, para ir viendo como va surgiendo la comunicación entre seres humanos que nos convertirá en Personas, que permitirá que podamos vivir en grupos y que creará las primeras proto-instituciones.

Estamos en el año 140.000 aC. Un poco al sur de los hielos milenarios que cubren gran parte de la tierra. En un viejo y frío bosque de gigantescos árboles, se abre una pradera. Allí, dos solitarios seres humanos, acaban de avistarse. Llevan muchos días caminando en soledad y están agotados. LLevan semanas sin poder dormir profundamente. Un solitario ser humano es una presa fácil y, otros predadores, les están siguen la pista desde hace días, esperando un descuido, o que se duerman“. Puedes seguir leyendo el artículo haciendo clic aquí o copiando el enlace:

http://www.europeinmotion.org/ideologia/origen-instituciones-1-parte/origen-instituciones-2-parte/

Comments are closed.